miércoles, 27 de enero de 2010

Piel con piel.


Mi puerta entreabierta espera tu llegada, como un ladrón que se cuela en mis sueños a media noche, para robar mi calma, acelerar mi pulso y erizar mi piel...

Es mi propio aliento entrecortado el que me despierta, mis latidos desbocados al sentir tu boca enterrada en mis pechos, entre besos y mordiscos de dulzura que me hacen enloquecer...y ya no soy yo, ya soy una parte de ti mismo...mis dedos ya no me pertenecen enredados en tu pelo, enterrándote más y más dentro de mi...mis piernas entrelazadas en tu cintura y mis caderas con su movimiento de cadencia parecen decirte ven a mi...hazme tuya, dame más...más...porque no soy ni he sido nunca nada más que eso, tuya...

Con violencia me pones de espalda, un quejido que se escapa de mi garganta, no es queja...sorpresa quizás...placer...sabes rendirme aunque ya lo esté del todo rendida a ti...cojes con fuerza mi pelo entre tus manos, eres dueño de mi...mi cuello a tu merced donde tu boca deja rastros rojos en mi piel dañada por tus dientes apasionados...saliva...sudor...gemidos...y llega un temblor que recorre mi cuerpo de arriba abajo, hasta que pequeñas convulsiones nos dejan exahustos, enterrados uno en el cuerpo del otro, piel con piel...

5 comentarios:

Ana dijo...

Preciosa...Me alegro de tu vuelta.

Un besazo.

alma máter dijo...

Me alegro de verte... ¿todo bien?? Espero que si..

Un besote!!!

Luo dijo...

Mil abrazos.
Me alegra leerte tan apasionada.
Me alegra tu vuelta.
Mil abrazos más.

eliú dijo...

"...porque no soy ni he sido nunca nada más que eso, tuya..."

alma con alma...

emy grant dijo...

Magnifico modo de decir las cosas. Y yo intento de decir las mias, en mi propia lucha para sobrevivencia, aunque en otra clave y no tan claro y conciso como tu. Buscaba algo sobre "mañana . . . otro dia" y con esta ocasiòn, tus palabras me obligaron a entrar y decir "buenos dias". Con saludos, Emy Grant.