sábado, 6 de septiembre de 2008

Those were the days.

2 comentarios:

PinUpSoy dijo...

Pide por esa boquita!
Bonita canción, cuánta razón, qué personal... Está hecha para ti!
El amor es algo tan... pasajero. Hoy estás perdidamente enamorada, mañana quién sabe, pasado echas de menos, al otro ya ni te acuerdas... Así es el amor, va y viene, y todo, absolutamente todo, se puede superar! (o como poco llevarlo dignamente)

tstm!!!!

muaksssssssssssssssss!!!

Lia dijo...

Bueno...la vida es un carrusel de sentimientos, de emociones q mueven el mundo...a veces bebemos tanto de una q al dejar de sentirla nos falta el aire y creemos morir, pero de repente la propia vida nos regala otra quizas mas intensa y maravillosa.
Las q nos causan dolor tambien son sensaciones, las q mas marcan por desgracia pero tambien las q nos hacen lo q somos.
Lo unico q vale la pena en este juego es tener la oportunidad de no sentir temor ante ninguna.
Saber q siempre q volvamos a ponernos en pié después del dolor, llegará algo dulce q nos hará temblar de arriba abajo y conocer la magia de estar vivos.

¿Porq si no se cumplen nuestros sueños...nosotras inventaremos otros nuevos, verdad princesa?

Mil gracias, mil besos.